share

Por la memoria de la Independencia y el legado a nuestros hijos, hagamos del nombre de Bolivia, un sinónimo de libertad y de amor
Jueves 6 de agosto de 2020

El sueño de los grandes Héroes de la Independencia era que nuestra amada Bolivia fuera un país para todos: libre, justo, con dignidad y con calidad de vida para cada uno de sus habitantes. Sueño de libertad y de autodeterminación hecho realidad, después de una larga lucha americana y el largo camino de la construcción de una sociedad y de un Estado acorde con las aspiraciones de todos.

Cada 6 de agosto es ocasión para reavivar la memoria de estas aspiraciones y de los valores cívicos y libertarios que los impulsó. Pero, también es motivo para preguntarnos ¿cómo vivimos hoy ese legado?, si de verdad la independencia ha traído más libertad, más unidad entre bolivianos, más justicia, más equidad e igualdad, más fraternidad y solidaridad, y el bienestar que todos soñamos y aspiramos.

Cumplimos 195 años de independencia y la rememoramos en un momento muy triste debido a la crisis que produce este virus devastador (Covid-19), y también debido a situaciones que nos llevan a preguntarnos si hemos hecho lo suficiente como país por la salud, por la educación, por generar nuevas fuentes de trabajo digno.

La primera respuesta seguramente es que no. A pesar de los esfuerzos realizados año a año como la Gran Santa Cruz, como la gran ciudad conurbana que da hogar a la cuarta parte de la población del país, en el Oriente de esta Bolivia rica y diversa en culturas, en recursos naturales y en naturaleza sin igual, tenemos que asumir una corresponsabilidad entre los bolivianos y las autoridades, para responder positivamente ante la crisis generada por esta pandemia mundial, con la oportunidad de ser mejores por Bolivia.

Tengamos la esperanza, la voluntad y el amor a la Patria y a Santa Cruz, el cariño a nuestra tierra para construir, entre todos, un hogar digno. Comprometámonos a hacer nuestro trabajo cada día mejor, donde cada uno y, desde el lugar que nos toque, pongamos de nuestra parte para engrandecerla en medio de estas circunstancias.

Todos los ciudadanos estamos en nuestro derecho y en nuestro deber de elegir a las autoridades llamadas a servir al país, para los próximos cinco años. Pero, para ello necesitamos un propósito y una grandeza de espíritu, de serenidad, de seguridad y de reflexión para que se desarrolle en forma pacífica y democrática, con la seguridad de haber puesto primero la salud y la vida de nuestros semejantes, ante todo. “La ciudad es su población”, dice nuestro querido alcalde el Ing. Percy Fernández. Bolivia es su población.

El país y Santa Cruz de la Sierra necesitan renacer, necesitamos ponernos de pie. Que sea este el momento propicio para trabajar por el bien de todos, de ser mejores personas, con miras a construir un sueño común de país y de ciudad, fundado en la igualdad social, en la libertad, en la justicia, y, sobre todo, con salud y con educación, en el marco del bien común y la paz.

Entre todos debemos garantizar que la dignidad de nuestro pueblo se cimiente en un sistema de justicia y de libertad. Las autoridades cumpliendo sus obligaciones y la población cumpliendo su deber, a la par de que vayan ejerciendo sus derechos.

A Bolivia y a Santa Cruz las hacemos entre todos, con respeto, con cariño, deponiendo odios y rencores. Es momento de unirnos todos por la vida.

Celebro este 6 de agosto, la Bolivia por venir, la que soñaron nuestros Héroes de la Independencia, la que sueñan nuestros hijos.

Dios bendiga a Bolivia.

Muchas gracias.

Noticias de fechas pasadas que te podrían interesar:

Gobierno Municipal movilizará 800 funcionarios en Plan San Juan para prevenir incendios y mantener calidad del aire
Lunes 17 de junio de 2019


Alcaldía cruceña amplía el cierre total de la ciudad y habrá más control en calles y mercados
Sábado 18 de abril de 2020


Gobierno Municipal envía alimentos a vecinos de los barrios alejados
Martes 21 de abril de 2020