share

Entregan 14,8 toneladas de alimentos a 400 familias en la Villa Primero de Mayo
Miércoles 14 de octubre de 2020

Por segunda vez en menos de 10 días, la fundación budista Tzu Chi, de Taiwán, entregó alimentos a las familias de escasos recursos del municipio de Santa Cruz de la Sierra. Esta vez, los beneficiados fueron 400 hogares del distrito 7, Villa Primero de Mayo, donde cada ama de casa llevó 37 kilos de productos, incluido 1 litro de alcohol para desinfectar manos en esta época del coronavirus.

La ayuda de esta Organización No Gubernamental fue canalizada por el Gobierno Autónomo Municipal, que tiene identificadas a las familias más vulnerables de cada distrito, por lo que la alcaldesa interina, Angélica Sosa, agradeció el aporte de Tzu Chi, la cual viene colaborando a la comuna desde mayo, con respiradores mecánicos, insumos médicos y ropa de bioseguridad para los galenos y demás trabajadores de salud que atienen a los pacientes con Covid-19.

Este donativo alimenticio de la ONG es para paliar la crisis en la que están inmersas las familias de menos recursos económicos provocada por la pandemia del coronavirus, pues muchas perdieron sus fuentes de empleo por la prolongada cuarentena.

Cada ración, de 37 kilos, contiene 10 kilos de arroz, 10 kg de harina de trigo, 5 kg de azúcar, 5 bolsas de fideos cortos y 10 bolsas de 400 gramos de fideo espagueti; además de 2 litros de aceite comestible y 1 botella de alcohol rebajado al 70%.

Adicionalmente, Gloria Valenzuela, una abuela que reside en la urbanización Mi Quinta, la que cría como puede a su nieta de menos de dos años, recibió pañales y leche en polvo.

La semana pasada se hizo este mismo donativo a 650 familias de escasos recursos de nueve distritos de la ciudad, totalizando 22.200 kilos de raciones secas; además de 1.300 litros de aceite comestible y 650 litros de alcohol rebajado al 70%, para la desinfección.

Jen Hsieh, representante de Tzu Chi en Bolivia, indicó que la maestra budista y presidenta de la ONG, Cheng Yen, está muy preocupada por el impacto económico que está dejando el Covid-19 en el mundo, especialmente en las familias más vulnerables; es por ello que el donativo en dinero, en Bolivia se transforma en alimentos no perecederos, pues en coordinación con las autoridades locales, se compran los víveres en los comercios.

“Aclaramos que nuestra ONG no es un partido político, se llama Tzu Chi, pero quiere decir Ayuda y Compasión, que es parte de la filosofía del budismo. Además, estamos en 80 países y en 500 sitios en el mundo. Seguiremos ayudando en cooperación con el municipio, pues primero hicimos llegar ropa de bioseguridad y equipos para los médicos que están al frente de la lucha contra el coronavirus”, anotó Hsieh.

A su turno, la alcaldesa agradeció a la maestra Cheng Yen por estos donativos que llegan desde el otro lado del mundo.

“Siempre estaremos pendiente de nuestro pueblo, jamás voy a fallar ese voto de confianza que me dio el alcalde Percy Fernández, mi mentor, así como también han confiado en mí los vecinos y los concejales. Aprendemos que las bendiciones están en la tierra, por eso estamos trabajando si colores políticos, todo por el bien común”, manifestó Sosa.

La burgomaestre también pidió un minuto de silencio por las personas que perdieron la batalla frente al Covid-19, y una oración para los médicos y enfermeras que siguen luchando, a los cuales se les ha entregado material de bioseguridad donados por Tzu Chi.

Noticias de fechas pasadas que te podrían interesar:

Gobierno Municipal entrega nueva Red Municipal de Salud Este en el Plan 3000
Miércoles 24 de abril de 2019


Gobierno Municipal concluye talleres de danza con presentaciones en distritos
Domingo 8 de diciembre de 2019


Gobierno Municipal pide tomar precauciones ante alerta naranja por fuertes vientos vientos el fin de semana
Viernes 17 de julio de 2020